lunes, enero 29, 2007

La Piedra en el corazón, de Luis Mateo Díez

Confuso y conmovido. Acabo de terminar una novela. Miento. No es una novela, es un poema. Un poema con cuatro voces, un poema que son muchos poemas: un poema existencial, otro existencialista, un maravilloso poema de amor y un cantar épico, colectivista y grandioso.
La que denominan última novela de Luis Mateo Díez, La Piedra en el corazón (Círculo de Lectores S.A., 2006) es una obra de arte, una rara pieza musical, polifónica. La historia que cuenta es dura. Un matrimonio roto con una hija enferma, enferma del alma. El daño, la culpabilidad, la necesidad de expiación, el egoísmo, la ternura, el amor… aparecen y desaparecen en la vida de esta familia hasta que se difumina el dolor individual de cada uno de los tres en el dolor épico para, de modo paradójico, redimir, purificar el particular
No sé si voy más allá de lo que el autor quiso expresar. Lo cierto es que el amor implica dolor, y el dolor nunca es individualista, sino colectivo (pluripersonal, si se prefiere), lo mismo que el amor. Grande. Es el adjetivo que describe este breve poema-novela de Luis Mateo Díez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No tengo mucho tiempo. Muy bueno el comentario sobre la exposición. Respecto a Luis Mateo Díez tu crítica me supo a "franciscano". Te detienes en cada hoja, en cada ser vivo. Tienes un amor por el hermano sufriente realmente admirable. Tienes alma de poeta y, claro, ahora entiendo (leyendo tu comentario de Billy Eliot) porque te cuesta encontrar formas de expresión. Los que no tenemos sensibilidad (de sentimientos)no tenemos esos problemas, y lo que es peor, no envidiamos vuestra sensibilidad como el ciego de nacimiento no siente (no le duele) la falta de vista, aunque le gustaría ver. Un quidam

Artemi dijo...

Yo creo que todos tenemos sensibilidad (de sentimientos), lo que pasa es que cada uno la canaliza de distintas maneras, y algunos intentan expresarlas, aunque no sé muy bien cuál es el motivo de esa necesidad.