miércoles, febrero 28, 2007

Despedida y cierre

Tres meses y el feto de esta criatura rosa, que de completar su gestación hubiera engendrado una criatura monstruosa, con llanto y pulso tembloroso, será abortado. Amigos, a los que tanto quiero, conociedos internautas, que en tanto estimo, alumnos que os colasteis con desatino (en esta barra no hay bebidas de grado cero), me despido. En un acto criminal, abortista, homicida, sin compasión a la criatura, condenada inevitable, en diez días tiraré a la basura (bueno, en un acto ecologista, quizá acabe en la papelera de reciclar, que tampoco es todo basura).
¿Motivos? Racionales ninguno, pues como una planta percibo y siento, no pienso demasiado. Pero sé que es hora de tronchar la rosa.
Seis meses de vida, setenta entradas, algunas visitas, pero lo más importante, los comentarios; barrocos, graciosos, inteligentes, ingeniosos, artísticos... In Quidan, Taitotean, Lou Cai y demás, gracias.
Me voy del ciberespacio, me vuelco en mi barra-no-virtual, en mi barrio pacífico y complejo, en los hombres de carne y hueso.
Gracias porque habéis hecho estos meses muy distintos. He disfrutado escribiendo, leyendo y conversando. Gracias, amigos y conocidos,
nos vemos en la otra barra.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

yo te despido
muy a mi pesar
mas sin ti hubiese sido
un engendro que solo
podía mas que caminar
pero, una despedida es dura
aunque alguna vez no sea justa...
pero, y la diversión de tantos días
pasándonos por tu barra
¿esque nos dejas por placer?
o simplemente es afición
aunque, con todo eso
con cariño te despido, Artemi
¡que tengas un feliz viaje!
por tu barrio y con tu gente
te deseo mucha suerte

¡¡¡muchas gracias por este tiempo de felicidad!!!


taitotean

Anónimo dijo...

Artemi, tu prosa cotidiana, profunda y fresca a la vez, despierta reflexiones creativas que enoblecen el pensamiento. Tienes el don de la escritura y tus amigos virtuales también somos de carne y hueso, y una palabra certera puede llegar a lo más profundo de nuestra vulgar existencia. Entiendo que tengas motivos suficientes para "posponer" tus visitas a la barra pero que sepas que te echaremos de menos... aunque seas un capullo madridista.

Lou Cai dijo...

Me siento obligado a contestarte porque tú me mencionas. Muchas gracias por decir mi nombre entre la gente que visita tu barra. Me alegra que me veas. Bueno, quizá un día (uno de tantos que nos vemos) llegues a descubrir quién soy. Y si no, tranquilo que ya te lo diré yo. Aunque supongo que ya sabrás quién soy, por las pistas que te he dejado.
Muchas gracias por hacerme amenos estos últimos meses, porque de verdad había días qu enada más llegar a casa miraba tu blog en busca de nuevas entradas, porque me encanta.

Desgraciadamente, me parece que lo único similar a una barra no-virtual en la que nos veremos tú y yo será la mesa del profesor, tú en la silla y yo pidiendo que me corrijas. Ya sabes quién soy seguro. Pues eso. Una lástima de aborto el de este feto rosa, pero la vida es así.

Hasta la vista, Artemi, a partir de ahora te tendré que llamar D. Juan. Adiós, barra virtual. Adiós, esencia de la poesía en la red.

Anónimo dijo...

Artemi mío, Artemi de mis amores, me dejas planchado, sin verbo alguno que asome a mi tecla. Un abrazo y sigue siendo tan visceral en lo accesorio y tan reposado en lo importante.

Charles F.K.

Fulgencio Espa dijo...

¿Te rajas? Oye, el tiempo que saques, aprovecha para echar un rezo por mi y por mi convivencia de este fin de semana; me vendrá bien. Ya te contaré una historia que me pasó hoy en el colegio. Tú me lo recuerdas con la palabra Javierada, ¿vale?.

Lupus Ferocissimus dijo...

Artemi,
¿a qué viene esto? Ya sé que no comento todo lo que debiera, pero te leo cada día con más gusto y más sorpresa.
Creo que antes de proceder al magnicidio tendríamos que encontrarnos en la barra no virtual de la vida.
Mucho ánimo (a lo mejor cambiando el color...).

Anónimo dijo...

Yo sé por que se va, es porque el blog de taller de lengua, alguien lo actualizó, y como no quiere que ninguno de sus alumnos vean el blog, lo cierra

Anónimo dijo...

Me parece muy bien, hay un nosequé en internet que no me acaba de convencer, mucho mejores las barras no virtuales... deberías plantearte organizar un buen café literario igual que se monta un partido de fútbol. En cualquier caso seguir escribiendo y dejar que te lean, la obra de arte no existe hasta que no se comunica. Un quidam.

Lou Cai dijo...

Solo añadir dos cosas más entonces.

Uno, que lo siento mucho, te lo digo de nuevo

dos, que en contra de lo que pueda parecer y seguramente pienses, no fui yo quien puso lo del taller de lengua. Para ser sinceros (espero que me creas) acabo de enterarme que lo cierras por eso.

Pero bueno, estamos impacientes para que nos digas algo, que nos contestes los comentarios....

Saludos, Artemi, siempre tu blog irá en mi corazón.

Anónimo dijo...

A que viene lo de cerrar este blog, estas tonto o que?. te vas a rajar por unos niñatos que pongan eso, no se el que
(según lo que pone "lou cai dijo...") en el taller de lengua?
Deberias pararte a pensar el cierre del blog ya que has causado mucho bien a tantas y tantas personas.
Espero que tengas esto en cuenta y planta cara a dichos niñatos y suerte.
Repito parate a pensar lo del blog

L.F dijo...

La tarde agoniza en gris y en el silencio de la lágrima, aún se puede escuchar el eco que dejó su aroma.

Es otra despedida, es una espera más, la espera dulce para darle la bienvenida, la espera que no tiene dolor ni rencor, ya que solo sufre aquel que jamás esperó a nadie.

Porque cuando tu mayor debilidad es el amor, te convertís en
la persona mas fuerte del mundo.

Vuelvo a mirar la silla vacía que hasta hace unos momentos se llenaba con su calor...

Y su pregunta invade mi memoria...

Y mi respuesta pronta al temor de alejarlo aún mas... se vuelve mas sincera cuando ya no está.

Y no entiende entonces mi lucha, y le sonríe a mis dudas y pone
dagas a mis preguntas.

Y por mas que su verdad a veces logra un impas en mi batalla, el sabe bien, que solo podría rendirme el día que haya vencido...

El peleó tanto para que yo me rinda, puso en mis manos sus miserias mas crueles, su indiferencia y su rechazo...

Me enseñó que la magia del primer amor, es nuestro desconocimiento de que puede tener fin, mientras me mostraba su adiós apretado en su puño.

Me dijo una vez, que la peor derrota de un amor, es cuando pierde su entusiasmo...

Que no hay que poner en juego la lealtad.

Que lograr un sueño costaba mucho esfuerzo y despertar de él era demasiado fácil.

Es una despedida sin adiós, donde no parte ningún tren.

Porque sin decir nada se fue andando despacio.

Mis manos se quedaron sin el roce de su espalda y ese lugar donde él se escondía de la furia... quedó sin la mirada de su tierna y apurada niñez.

...No sé bien como empezó, pero ésta vez voy a recordarlo, hasta encontrar el camino que una tarde me trajo hasta aquí.

Pintaré de temblor nuevamente mi esquina, esperaré la próxima lluvia, pondré una vez mas en su mesa mi vida ajena de sensaciones y apretaré en mis manos las flores que dejaré en la tumba de su rosa.

No importa el tiempo, ni el sudor, ni el dolor...

El me enseñó a seguirlo y yo... yo ya estoy caminando.

Artemi dijo...

Bueno, gracias por todo lo que decís, me ruborizo, no lo merezco, exageráis, no pasa nada, o sí, la vida sigue, estamos vivos y podemos aún hacer tantas cosas...
No cierro el blog por mis alumnos, ni por el blog del taller, ni por nadaen concreto. Fue un punto raro que me dio una tarde rara, peroahora veo que es lo mejor que debo hacer. De todas formas, os informaré de dónde publico mis críticas de libros desde hace tiempo. A quien más le cuesta dejar esto es a mí, os lo aseguro. Un fuerte abrazo. Antes del diez os doy una dirección (no un blog). I F., no sé quién eres, pero gracias. Gracias a todos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Por favor no cierres el blog. Aunque te parezca extraño tengo cierta dependencia. Supongo que tienes una responsabilidad para con tus lectores. Es cierto que esto no es la vida real, pero me afectaría profundamente que lo cerraras. Todos los días he entrado en tu blog, he leido cada una de tus palabras, esperando cada día a que llegase el siguiente post, justo despues de leerte. He leido en tu alma y me ha parecido grande ¿Por que me abortas? acaso soy indigno? Cuando cierras el blog te llevas con el las ilusiones de los que te han tomado en serio, aunque no te conozcan. No me mates, suicida.Tu muerte, ¿a quien da vida? porque no creo que te cueste mucho esfuerzo lo que a otros nos da la vida.
Omito contarte mi situación personal. Haz lo que quieras, eres libre.
Con gran decepcion y con una mala noche por delante.

El último de la barra.

Anónimo dijo...

NO CIERRES EL SITIO, ES GUAYYY!!!!!

Anónimo dijo...

Espero que no sea cierto. Que decepción.

Anónimo dijo...

Si tú lo dejas, yo lo dejo.
Cada tarde he encontrado en tu barra lo que faltaba en mi vida. Has llenado mi vacío interior y me siento despojado de todo lo que me ataba a este bar que es la vida.
Sufro en silencio. Sí. Pero sufro sin tus palabras de aliente, sin tu visión de la realidad.
Si de algo te sirve poder consolar a un triste solitario, por favor no lo dejes.
El corazón tiene razones que la razón no entiende. Lo sé. Pero también sé que bien cambiarías de opinió si pudieses hacer más liviana la existencia a alguien que vive tan cerca- tan lejos- de tus letras.
No nos dejes huérfanos.

Anónimo dijo...

www.termometroliterario.org?