martes, mayo 15, 2007

Unas sugerencias


Sin más, algunas sugerencias, algunos libros y películas, ninguna novedad, pero por si en su día no tuvisteis tiempo de ver o leer lo que sigue. Por cierto, os recomiendo que visitéis los nuevos links que he puesto, algunos de mis alumnos son verdaderos artistas.

Primero, un par de novelas:
Siguiendo la tradición de los grandes escritores latinoamericanos (cuya influencia se hace patente a lo largo de la novela), la autora de Que veinte años no es nada (Marta Rivera de la Cruz, Algaida 1998) funda una mítica Ribanova, como Macondo, Comala, Santa María.. Una ciudad de provincias en la que ambienta sus novelas, incluida la finalista del Planeta. Siendo interesante la trama, el amor imposible de una joven con un maduro escritor que pierde la inocencia esperando el Novel, lo que más me ha interesado ha sido la cantidad de historias que se van contando, el inmenso coro de personajes que van apareciendo a lo largo de la novela y que pierden su condición de comparsa o personajes secundarios, convirtiéndose en el verdadero alma de la novela. El amor, asunto único de la novela, está tratado con una finura y elegancia extrema en todas sus facetas; la familia, la amistad... Genial el tardío aprendizaje de Cósimo, que siendo sabio se olvidó de la lección más importante; aprender a amar. La última página es una lástima.
Helena, emperatriz y santa, de Evelyn Waugh (Edhasa, 2006) posee un atractivo raro; su prosa es muy sencilla, pero cautivadora como pocas; cuenta la historia de la hija de Consantino con una aparente simpleza que derrocha belleza y un tono poético y mítico que consigue precisamente por eso. No desdice en absoluto de esa inmensa novela que sí recomiendo leer a aquellos afortunados que todavía no lo hayan hecho; Retorno a Brideshead.


En cuanto a películas, la verdad es que este año no he visto gran cosa, pero si no habéis visto la La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja, gracioso juego de deconstrucción lingúística, os animo a verla. Me decepcionó enormemente Encadenados, de Hitchcock; bonita la historia de amor, espectaculares los actores ( Cary Grant, Ingrid Bergman), pero ahí está el problema, pues parece más que una obra de arte del director una película hecha a la medida de los actores para su lucimiento. La otras dos películas que he visto son Orgullo y prejuicio (qué belleza, qué sutileza la inglesa en contraste con el burdo cine americano) y la épica película, ya vieja, de Los Miserables, donde la razón y el corazón, el amor y el odio, la belleza y la fealdad, la justicia y la corrupción, la libertad y el abuso, ricos y pobres... se mezclan creando una ficción que pretende ser una representación fiel de la realidad. Osado fue intentar llevar a la pantalla la gran novela de Hugo, el resultado, magnífico.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Artemi:
Veo que no suelo coincidir con tus gustos. Otra vez me ha pasado. Con "Caperu" no conecté mucho, me hizo cierta gracia, pero no me sorprendió como "Shrek", es más, no pude quitarme la delciosa transgresión del ogro verde en ningún momento mientras veía a la listilla de rojo. En cuanto a "Encadenados", precisamente me encanta la historia, la tensión con la que juega Hitchcock en torno a un romance lleno de silencios y malos entendidos. "Orgullo" sí que me pareció un encanto, pero poco más. "Los miserables", en cambio, adolece mucho de su condición de folletín: son tan majos los buenos y tan rígidos los malos que en ningún momento me creí a los personajes, a pesar de los esfuerzos de los magníficos actores; es más, me pareció que ni ellos se lo creían. Me recuerda mucho a las novelas de tesis de Galdós: cartón puro.
En fin, a pesar de nuestras divergencias, sigo leyéndote con gusto y cierta fidelidad.
Un saludo y ánimo Liverpool (es una de nuestras coincidencias).
Charles F. K.

Anónimo dijo...

Artemi:
Dos cosas más:
1. Sobre "Retorno", estoy con tigo (para variar). Así que tomaré a Helena en mis manos y espero disfrutar, porque he leído mucho a Vaugh y me interesa.
2. No sé si te molestan mis comentarios, porque no me sueles "contracomentar". De todos modos, seguiré intentándolo.
Charles F.K.

Artemi dijo...

En la variedad hay riqueza. A mí "Shrek" me parece insuperable, mejor que la historia de Caperu, sin embargo el ejercicio deconstructivo de ésta última es asombroso. "Encadenados" es una historia de amor, preciosa, bien contada, con la famosa escena del beso y todo eso, pero a mí no me gustó; quizá por el momento en que la vi, porque esperaba más del genio de Hitchcock, no sé... Y en cuanto a lo que dices de "Los Miserables", debes tener en cuenta de que al tratarse de cine épico es necesario que los buenos sean muy buenos y los malos muy malos, si no la hemos liado; el antihéroe no pertenece a la épica, el protagonista de los relatos de este tipo siempre son héroes con antagonistas, es la virtud o desgracia (depende de para quién) de este género. Te puede gustar o no, pero así es. Su condición folletinesca es una relidad, como "Crimen y castigo" o tantas otras novelas del XIX. Saludos y a partir de ahora te contestaré, perdona si no lo he hecho siempre hasta ahora.

Anónimo dijo...

Artemi:
Te contesto después de llorar a nuestro Liverpool y disfrutar de su grandeza (qué asco me empiezan a dar estos italianos: siempre tan rácanos y tan suertudos).
Gracias por "contracomentarme". Deacuerdo con el matiz de "Caperu". Además, me gustó la coherencia de las visiones que daba.
Un saludo
Charles F.K.