jueves, octubre 19, 2006

Estos versos, además de ser bellos son muy ciertos. No falta ni sobra una palabra, es exacto. Son de Alfonso Reyes, poeta y ensayista mexicano. Decían que escribía una poesía muy fría, poco humana. Judgad vosotros mismos:
"Yo me engañaba en vano predicándole hora tras hora,
porque, en verdad, bajo el sol, no hay ninguna razón seria
para consolar a un hombre que llora".

5 comentarios:

Eduardo dijo...

Los versos son realmente buenos, pero ten cuidado con tu contacto continuo con gente de la ESO, que al final todo se pega y se te ha colado un terrible "judgad".
Ya ves que me tienes enganchado...

Anónimo dijo...

oye por curiosidad enseñas en un tuto o en privado,concertado...

no seas tan prepotente con tus respuestas.

Artemi dijo...

¿Prepotente? Nunca lo he pretendido, lo siento de veras... Será que en la barra cibernética no se pueda matizar todo tanto como en la real, o las prisas, no sé, el caso es que pomdré más cuidado.

Anónimo dijo...

Lo de judgad de be de ser por pasar debasiado tiembo en da badda...

Artemi dijo...

Puede ser, es más, es muy probable.